nuestros patrocinadores

10 de mayo de 2016

De la montaña a la ruta en bicicleta

Vamos, vamos, vamos!!! Que se nos van acumulando las crónicas y esto no puede ser!!! Y más ahora que la cantidad de compañeros que se han unido al Jabatos Running Club propicia que fin de semana sí y fin de semana también alguno participe en alguna carrera. Así que nos ponemos a ello y esperamos en los próximos días tener este blog actualizado lo máximo posible.

Hoy nos remontamos al pasado domingo 17 de abril. La cita era doble. Por un lado, el compañero Alberto Martín reeditaba participación en la Arganza Trail en la cercana localidad soriana de San Leonardo de Yagüe; y por su parte Antonio continuaba con su temporada de duatlones. Tocaba el duatlón de Osorno. Cita especial ya que sería el de mayor distancia y exigencia para él hasta la fecha.

Empezamos por el más madrugador. A Alberto le tocó poner el despertador bien pronto ya que a las 9 de la mañana se daba la salida a la V edición de la Arganza Trail. La prueba soriana de 30kms se desarrolla por el magnífico entorno de la Comarca de Pinares y ya goza de muy buena prensa gracias al buen hacer de sus organizadores. Mañana fresca en la que afortunadamente la lluvia no hizo acto de presencia y la baja temperatura se sobrellevaba bien. Fuerte salida con el grupo bastante compacto que pronto se fragmentó ya que la técnica bajada del km3 era de las que hacían tomar todas las precauciones. Hasta la mitad de recorrido Alberto disfrutó de los mejores momentos en carrera, con fenomenales ritmos y sensaciones. Pero después las malas sensaciones se hicieron presentes en forma de cuádriceps cargados de sobremanera. Afortunadamente pudo seguir adelante sin disminuir en gran medida el ritmo. La última ascensión al pico sí que supuso un esfuerzo considerable ya que las molestias iban a más. Pero el trabajo ya estaba hecho y la carrera prácticamente finalizada. Además la entrada al pueblo y la animación en la meta hicieron olvidar un poco los malos momentos pasados. La marca final de nuestro compañero fue de 4h 05min, finalizando en el puesto 91º de la general (de un total de 167). Importante salto cualitativo en la edición de este año ya que mejoraron de manera notable la señalización en zonas en que en otros años no estaba todo lo bien que debiera. Sumado al entusiasmo, ánimo y aliento constante y trabajo de todos los voluntarios la Arganza Trail se merece ser recomendada y disfrutada. Además cuenta con carrera de menor kilometraje y desnivel para los que no se vean suficientemente fuertes para afrontar la prueba principal.

 Y esto sólo era el comienzo…

Paisajes y lugares preciosos.

Con buen ritmo hasta el final.


Por su parte el compañero Antonio cogía la bicicleta de carretera y “a sabiendas” se metía en el berenjenal de un duatlón de mayor distancia. Y más todavía que uno de modalidad sprint. El de Osorno, que reúne a los mejores duatletas de Castilla y León y provincias cercanas, se compone de 5,6kms de carrera del primer sector, 28,5kms de ciclismo de carretera que además son “sin drafting” (no permitido el hacer grupo) y 3kms finales de carrera nuevamente. Circuito sinuoso el de la carrera a pie ya que en la parte había constantes subibajas en las calles del pueblo. Y un circuito, aún con pendientes ascendentes tendidas, bueno para rodar, pero en el que el aire hizo acto de presencia. Muy buenas sensaciones en el primer sector corriendo a mitad de grupo a ritmo sub4. En el sector de ciclismo Antonio sabía que le tocaría sufrir, más que por el ritmo, por saberse inferior con la bicicleta de carretera “básica” que llevaba. Y así fue que gran parte del buen trabajo hecho corriendo se perdió con el sucesivo adelantamiento de participantes. Sumando contratiempos en el km17 empezó a sentir calambres en el gemelo izquierdo que hizo que tuviese que bajar la frecuencia de pedaleo para estirar “de aquella manera” y poder continuar. Tras la transición y comprobar que podía correr sin muchas molestias pudo recuperar tres o cuatro posiciones en la clasificación final. El tiempo y puesto final eran lo de menos más allá de “salvar el farolillo rojo”, ya que el objetivo era probarse y saber que podía afrontar un duatlón de mayor distancia de la habitual “promoción”. Su tiempo fue 1h 33m y ocupó el puesto 95º de la clasificación general masculina de los 100 que finalizaron.

Por ahí iba nuestro jabato.


Como no puede ser de otra manera y quizás no lo mencionemos lo suficiente, agradecer a nuestras familias que nos animan, acompañan y “sufren” nuestras aventuras acompañándonos a todas las carreras que pueden y en el día “echando un poco de paciencia” con nuestros entrenamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario